Ponente 170 : Sr. Victor Küppers
Tema: “Vivir con entusiasmo”

Victor KuppersDespués de la apertura del acto a cargo de nuestro Presidente Sr. Francesc Serena, el Sr. Alejandro Belinchón nos presentó a nuestro ponente el Sr. Victor Küppers.

Nacido en 1970  en Eindhoven (Holanda) actualmente reside entre Camprodón i Barcelona. Está licenciado en Administraciónfoto-1 y Dirección de Empresas y es Doctor en Humanidades. Trabaja como formador y conferenciante y es profesor de Dirección Comercial en la Universidad Internacional de Cataluña y la Universidad de Barcelona.

Trabajó como  vicepresidente de Barna Consulting Group y es Assistant Professor de IESE. Es un conferenciante de reconocido prestigio en colegios y centros educativos  para impartir conferencias a los padres sobre “Vivir con Entusiasmo en la familia”.

Se define a sí mismo como “Me dedico a la formación por vocación, es un trabajo fantástico. No soy un experto ni tengo la capacidad de investigar o crear cosas nuevas, me limito a leer a los expertos, copiar las ideas que me gustan y transmitirlas. No soy un sabio, pero leo a los sabios. Creo firmemente en las posibilidades que tienen todas las personas y en la importancia de nuestras actitudes personales para desarrollar nuestro enorme potencial”.

Con su trabajo persigue que las personas trabajen en base a principios y valores humanos que les ayuden en su mejora personal..

foto-6Se nos presenta como una persona a quien no le gusta ser el centro de atención y que en cierto modo rehúye las preguntas puesto que como dice “los que preguntan tienden a complicarle la vida a uno”, pero al poco rato aparece la persona que es, abierta, capaz de crear empatía y que transmite optimismo y ganas de vivir.

No se considera experto en nada, pero su interés por las cosas y por las personas, su capacidad de observación y de aprendizaje le convierten en una persona capaz de sintetizar y transmitir sus conocimientos en base a unos valores que por su evidencia y sencillez a veces no les prestamos la atención necesaria.

El maneja conceptos básicos, de sentido común, como el positivismo, vivir con entusiasmo y con alegría, ¡casi nada¡. Ser alegre a pesar las dificultades con las que convivimos, un entorno en crisis, el paro, la corrupción, el déficit, los recortes…

Esta coyuntura se puede afrontar con la cultura del “Buff”:

             P.-¿cómo estás?,

             R.- Buff!

o la cultura de “anar fent!” que representan actitudes vitales negativas o conformistas que nos hacen mustios o resignados o bien, hacer frente a la situación con una cultura positivista para vivir con ilusión.

foto-2Nos cuenta como esta actitud vital, sicología positiva, hace que te sientas mejor, merece la pena puesto que tiene retornos inmediatos y es gratuita. La felicidad es nuestro estado natural en el que nos sentimos bien, transmitir positivismo en nuestro entorno genera alegría que al final acaba revirtiendo en nosotros mismos.

No es fácil, nos dice. Mantener este estado de ánimo requiere entrenamiento, hay que saber cultivarlo y no debemos dejarlo al arbitrio de las circunstancias o de nuestro entorno, para ello él recomienda saber buscar cada día unos minutos de aislamiento y reflexión que fortalezca nuestro ánimo.

No habla de su fórmula mágica:captura-de-pantalla-2016-12-01-a-las-12-09-24,Conocimiento y Habilidades multiplicadas por la Actitud. Las dos primeras suman pero la tercera multiplica. Si la actitud es cero, la suma del conocimiento y de las habilidades resulta cero. Todos hemos conocido a personas con grandes conocimientos y habilidades pero que por su actitud no los desearíamos a nuestro alrededor.

foto-3Toda la jornada estuvo salpicada de anécdotas y detalles de humor, su capacidad de observación la transmite a su entorno y también a su entorno más cercano que es su familia.

Con el fin de observar la poca empatía que encuentra en las personas que vivimos en las grandes ciudades, él vive en Camprodón, nos explicaba como un día le propuso a su hijo visitar El Corte Inglés y su hijo le pregunto si iban a comprar o a observar. A observar contesto el padre y se dedicaron a viajar en el ascensor de los almacenes contabilizando a la gente que devolvía el saludo al entrar o salir del ascensor. El resultado era tristemente el esperado y solo un pequeño porcentaje de las personas respondía al saludo. Esta realidad nos muestra como queda mucho recorrido en nuestra sociedad para mejorar nuestra actitud y nuestra cultura y esto esta al alcance de todos, es gratis y tiene un retorno inmediato ya que vivimos de nuestro estado de ánimo.

foto-4Entre los asistentes surgió la pregunta de si esta actitud es genética y va con las personas. Hay un componente genético pero una gran parte hay que trabajarla, con humor nos cuenta que cuando un niño nace el pediatra nos dice, es niño, rubio, pesa tres quilos, es canijo y mire ¡apunta a cenizo!.

foto-5Hay hábitos que también se aprenden en la familia, relativizar los problemas, convertir los dramas en problemas a resolver. Ejercer el derecho al pataleo pero saber cuando hay que decir basta para afrontar la solución ya que la mayor parte son problemas a resolver. En otros casos el problema no tiene solución y también en estas circunstancias debemos obligarnos a preguntarnos si debemos ser vencidos o regalarnos margen para la felicidad o en última instancia la resignación.

Otra pregunta surge alrededor de la insensibilidad de nuestra sociedad ante el sufrimiento, cada día estamos bombardeados de noticias trágicas que al final las integramos en nuestro día a día.

foto-7Ante este riesgo de insensibilización el Sr. Küppers sugiere afrontar la realidad no con insensibilización sino con sicología positiva que insiste que es gratis y hace que te sientas mejor pero también buscar fuentes de inspiración y de información. Nos explica como él recientemente la ha sabido encontrar leyendo encíclicas del Papa actual, son un compendio de sentido común, de reflexión y escritas con una claridad que las hace entendibles.

Tuvimos la oportunidad de hablar acerca de la suerte, la cual hace que vivas en un entorno positivo o que te encuentres en una coyuntura donde el positivismo resulte difícil. Él se considera un ejemplo de buena suerte, pero insiste en el desarrollo personal, el trato, el afecto. Nos hablo de la cultura del contacto físico, el abrazo, el beso y como a veces las costumbres nos inhiben a realizar determinadas acciones que nos harían más cercanos y más felices.

Una asistente al acto nos cuenta como, con su experiencia profesional, observa que algunos deficientes intelectuales son mucho más afectivos y son capaces de transmitir más positividad al carecer de inhibidores culturales que limiten el contacto físico.

foto-8La última pregunta le sirvió a nuestro invitado para remachar el clavo de su discurso. ¿Qué haces cada mañana para vivir con entusiasmo? La respuesta fue clara y concisa, la respuesta está dentro de cada uno de nosotros y la clave está en nosotros mismos, nos dice que él hace gimnasia, buscar 10 minutos para aislarse y a hacer un “reset” mental.

Después de agradecer la presencia de la Sr. Küppers por parte de nuestro presidente el Sr. Francesc Serena dimos por concluido el encuentro.

(Crónica Sr. Josep Ballart)